¿Despedido? Tipos de despido y que hacer

Tipos de despido

Las situaciones de despido no son agradables para ninguna persona, pero cuando te encuentras en alguna de ellas te surgen las dudas sobre qué hacer y que tipos de despido hay. Cuando no esperas que te despidan y te encuentras con la sorpresa tienes que tener la menta muy fría y lo habitual es que tus emociones tengan un gran peso en ese momento.

Tipos de despido

Lo primero que tienes que hacer es saber qué tipo de despido es el que estas viviendo, ya que dependiendo del tipo de despido podrás hacer unas acciones u otras. Los tipos de despido habituales son:

  • Despido procedente. Se trata de un despido que no requiere de ninguna justificación por parte de la empresa y no da lugar a ninguna indemnización.
  • Despido improcedente. En este caso, la empresa no puede justificar de ninguna forma el despido y si que genera una indemnización. La empresa deberá pagar entre 33 y 45 día por año trabajado hasta un máximo de 24 pagos.
  • Despido por causas objetivas. En este caso la empresa puede argumentar el despido, por causas de la producción o necesidades de la empresa.
  • Despido disciplinario. Se trata de un tipo de despido en el que el trabajador ha cometido faltas graves o incumplido con su contrato.
  • Despido colectivo. Es una situación en la que la empresa despide a diversas personas en la organización por motivos económicos.
  • Expiración de contrato. Esta situación se da cuando la relación laboral entre trabajador y empresa finaliza.

¿Que hacer tras el despido?

Para saber como actuar ante todas estas situaciones los abogados laboralistas pueden ofrecerte apoyo y consejo, sobre todo cuando tienes que hacer una reclamación ante la empresa o no estás de acuerdo con la decisión adoptada por la empresa.

Si te encuentras en situaciones de despidos improcedentes los abogados laboralistas te indicarán como puedes hacer para reclamar a la empresa que te indemnice por haberte despedido sin que medie una causa específica.

Lo primero que tienes que conseguir es que la empresa te dé tu carta de despido, si el despido no es procedente puedes firmar la carta de despido indicando No conforme. De esta forma, dejas constancia de que no estás de acuerdo con el despido que te han hecho.

Los abogados especializados en despidos podrán darte las pautas de actuación, así como te ayudarán con la documentación a presentar. Lo más importante es que recojas todas las pruebas que puedas sobre el despido y con esa información se enviará un burofax a a la empresa informando de que se está en desacuerdo con el despido.

Si no estás de acuerdo con el finiquito recibido también podrás hacerlo constar y presentar una reclamación. Lo habitual es presentar una papeleta de conciliación con la cual se convoca al trabajador y a la empresa para que lleguen a un acuerdo sobre la situación que se ha producido. Si no hubiese acuerdo habría que llegar a juicio para que sea el juez quien determine la solución de la situación.

Como puedes comprobar las opciones son muchas y es importante que un buen abogado laboralista pueda aconsejarte sobre la mejor forma de actuar y la documentación que tienes que presentar.

Más sobre que hacer aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.