Separación y divorcio: Pros y contras

Diferencias entre separación y divorcio

Cuando llega ese momento en el que ambas partes de una relación son conscientes de que no se puede continuar hay que tomar una decisión. Unas veces esa decisión será consensuada y otras no, pero el resultado puede derivar en un divorcio o en una separación.

Pero ¿sabes qué diferencias hay entre una situación y otra y qué implicaciones legales pueden tener? En este artículo queremos resolverte algunas dudas.

Diferencias entre separación y divorcio

Si te planteas dar por finalizada la relación con tu pareja puedes optar por una separación o por un divorcio. Ambos conceptos tienen puntos en común y aspectos que los diferencian de forma importante.

Principales puntos en común

Tanto en caso de separación como en un divorcio se produce el cese de la convivencia. Los cónyuges dejan de compartir la misma residencia y se realiza una revocación de los poderes que se hubieran otorgado entre ellos.

Esto tiene también consecuencias emocionales debido a que la falta de convivencia implica un replanteamiento de la vida habitual, que es aún más marcado cuando hay hijos de por medio.

Se produce la liquidación del régimen económico del matrimonio en ambos casos. De esta forma, se liquidan los bienes compartidos y se reparten en función del régimen económico del matrimonio. En ambos casos hay que diferencia lo que son viene privativos de lo que son bienes gananciales.

Otro punto en común hace referencia a los hijos. En ambos casos se debe determinar cuál será la guarda y custodia, el régimen de visitas y la pensión alimenticia. Toda esta información debe recogerse en un convenio regulador que se presenta ante un juez.

En cualquier caso, es recomendable que busques abogados especializados en divorcios que puedan ayudarte en todo el proceso o bien en separaciones.

Principales diferencias

En las principales diferencias nos encontramos con que en el caso de separación no hay una ruptura definitiva, lo que puede dejar una vía hacia la reconciliación. Por su parte, en el caso del divorcio no hay punto de retorno.

En el caso de separación no hay una ruptura de la sociedad, sino que se vuelve a crear, pero en régimen de separación. En este caso las partes del matrimonio siguen considerándose marido y mujer y no podrán volver a casarse.

En el caso del divorcio la ruptura es total, de forma que si los cónyuges quieren volver a estar juntos tendrán que volver a formalizar el matrimonio.

Cómo gestionar el proceso de rotura legalmente

Estas son las principales diferencias de ambas situaciones. No obstante, los abogados especializados en separaciones podrán ayudarte a tomar decisiones y organizar toda la documentación que vas a necesitar para gestionar esta situación.

Hay que ser consciente de que las consecuencias legales, económicas y emocionales en ambos casos son similares, aunque hay algunas matizaciones que hemos señalado anteriormente. Ambas situaciones requieren de tomar decisiones por parte de ambas partes de la pareja. Sin embargo, es importante saber que muchas de las decisiones las tendrá que certificar y validar un juez, sobre todo si no hay un acuerdo claro entre ambas partes.

Te recomendamos que para tu tranquilidad busques abogados especializados en divorcios y en separaciones que seguramente te ayudarán a tomar decisiones bien razonadas y con consecuencias positivas para tu vida y tu economía.

septiembre 10, 2019

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.