Cómo gestionar Herencia sin Testamento

Cómo gestionar Herencia sin Testamento y sin descendencia

La muerte de un ser querido trae consigo una serie de papeleos relacionados con la herencia de los bienes materiales que éste poseía. En caso de que no exista un documento en el que se reparten estos bienes a voluntad del fallecido se considera una herencia sin testamento.

Cuando tiene lugar esta situación es necesario iniciar los trámites legales para la creación de la sucesión, que se trata de la figura jurídica a través de la cual se reparten los bienes materiales a los herederos por parentesco o afinidad sanguínea.

¿Quién hereda los bienes de una persona que no dejó testamento y no tiene descendencia?

En caso de que la persona fallecida no haya tenido hijos y no haya dejado un testamento, los herederos serán los familiares más cercanos como los padres, abuelos o tíos cercanos. Si éstos ya han fallecido entonces los bienes pasan a manos del cónyuge, viudo o viuda.

Ahora bien, si el fallecido tiene herederos ascendientes, entonces éstos tienen derecho al 50% de la herencia y la otra mitad le corresponde a la persona viuda o cónyuge.

En cualquiera de estos casos, lo más recomendable es buscar un profesional experto en sucesiones, quien se encargará de guiar a los herederos de la forma correcta para hacer la repartición de dichos bienes.

Pasos para gestionar la herencia sin testamento ni descendencia

Cuando no hay testamento ni descendientes, es necesario contratar abogados de sucesiones quienes nos guiarán en los pasos a seguir como:

Creación de documento: Se debe presentar ante la Notaría del lugar donde tenía el domicilio el fallecido, un documento público llamado “Declaración de Herederos”, donde se especifica los parientes que tienen derecho a recibir la herencia.

Distribución de la herencia: En caso de que todos los herederos estén de acuerdo con lo que les corresponde se realizará ante el Notario un documento en el que se establece la adjudicación de los bienes, que luego deben registrarse ante el Registro de la Propiedad para poder disponer de ellos legalmente. En caso de que uno de los herederos no esté conforme es necesario iniciar un proceso judicial.

Aceptación repudiación de la herencia: Los herederos tienen el derecho de aceptar o renunciar a la herencia. En este último caso es necesario expresarlo ante la Notaría mediante un documento en el que se expresan los motivos de tal decisión, la cual es irrevocable.

Impuesto de sucesiones: Al aceptar la herencia, los herederos deben pagar el impuesto correspondiente a la sucesión, cuyo monto es diferente de una comunidad a otra y corresponde a un porcentaje de los bienes totales menos las deudas que haya tenido el fallecido.

El pago de este impuesto debe hacerse en un plazo no mayor a los seis meses después del fallecimiento de la persona. Además, existe un periodo de cuatro años para que Hacienda pueda hacer la reclamación con los respectivos intereses y recargos. Una vez transcurrido este tiempo dicho impuesto queda prescrito.

En todos los casos, lo más aconsejable es ver respuesta de abogados en materia de sucesiones, con el fin de contar con la asesoría y el acompañamiento necesario.

abril 9, 2019

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.