Cómo salir de una hipoteca compartida

hipoteca compartida

Hoy en día el número de divorcios ha aumentado considerablemente, según algunos datos hay más de 400.000 rupturas al año. Esto implica que son casi 5 rupturas por minuto. Esta realidad puede suponer un problema cuando las parejas tienen una hipoteca compartida. Esto puede generar muchos problemas para ambas partes, que acaban litigando por la propiedad del inmueble.

Soluciones para la hipoteca compartida en caso de divorcio

Generalmente una hipoteca compartida supone un problema cuando se produce una separación. Las cosas llegan a complicarse aún más cuando tenemos una pareja con la que no hay una buena relación. Tener una buena relación es casi imprescindible en la búsqueda de soluciones para la hipoteca. Si en algún momento la persona con la que compartes la hipoteca llega a ser muy complicada, siempre puedes resolverlo con ayuda legal buscando un abogado para hipotecas.

Algunas opciones que puedes hacer en caso de hipoteca compartida son las siguientes.

Novación de la hipoteca

Esta es una de las soluciones de mayor éxito en el caso de las hipotecas compartidas cuando hay una separación. La novación hipotecaria se trata de dejar a una de las partes como propietaria del inmueble como único dueño. Para realizar esto con éxito una de las partes necesita tener suficiente solvencia para pagar todo lo que se debe. También es necesario que la persona que se encargará de la hipoteca realice un pago a su ex pareja de todo lo invertido durante el tiempo que estuvieron compartiendo la hipoteca.

La novación hipotecaria debe ser aceptada por el banco, si no es así no puede realizarse de manera efectiva. El banco registrará quién de las 2 partes de la pareja tiene suficientes ingresos como para realizar los pagos. De esta manera el banco es quien decide a quien se le adjudica la novación de la hipoteca.

Dación en pago de la vivienda

Se trata de negociar con el banco que decidió adjudicar la hipoteca a la pareja para venderle la propiedad. De esta manera ambas partes quedarán exentas de la deuda impuesta por la hipoteca. Sin embargo, conseguir la mencionada dación en pago de la vivienda no es para nada una tarea sencilla. Se complica mucho más cuando la deuda pendiente representa casi el total del precio de la vivienda.

La dación en pago de la vivienda también puede complicarse cuando ambas partes tienen una situación económica suficientemente estable para hacer frente a la deuda.

Venta de la vivienda

La venta de la vivienda es una de las opciones más factibles para ambas partes. Garantiza rentabilidad, ya que al colocar la vivienda a un coste un poco más elevado de la deuda hipotecaria puedes obtener beneficios. De esta manera ambas partes quedan totalmente liberadas de la deuda de la hipoteca. Lo malo de esta solución es que proceder a la venta de un inmueble requiere tiempo, por lo que no es una opción válida si quieres realizar tu separación lo antes posible.

Problemas que supone una hipoteca compartida durante un divorcio

El principal problema de una hipoteca compartida durante un divorcio es que no puede ser realizado sin asumir las responsabilidades derivadas de la hipoteca. Es necesario solventar primero esa deuda. Hay muchas soluciones posibles, y si tienes una buena relación con tu ex pareja será una tarea sencilla de realizar. En cualquier caso, debes tener en cuenta que encontrar abogado profesional puede ser una forma de asegurarte de que todo se desarrolla correctamente y de forma legal.

enero 21, 2019

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.