¿Qué hacer ante una negligencia médica?

Qué hacer ante una negligencia médica

La salud es fundamental para cualquier persona. Cuando acudimos a un centro médico para ser sometidos a algún tratamiento lo hacemos con la expectativa de recibir una solución a nuestras dolencias y sentirnos mejor. Pero ¿qué ocurre cuando esto no sucede? ¿qué podemos hacer si somos víctimas de una negligencia médica?

Entendemos que se ha producido negligencia médica cuando el tratamiento que recibimos no es el adecuado y provoca una lesión en la persona. Las lesiones posibles ante una negligencia médica pueden ser de tipo físico o bien psicológico.

Pasos que hay que dar ante una negligencia médica.

Si consideras que has sido perjudicado por una negligencia médica tendrás que adoptar una serie de medidas para reclamar y solicitar una indemnización por todos los daños que hayas podido sufrir.

Te recomendamos los principales pasos que debes dar:

  • Lo primero que debes hacer es recopilar toda la información posible que puedas tener sobre tu caso.
  • Si puedes obtener algún testimonio de pacientes o testigos de lo ocurrido mucho mejor. Puede tratarse de compañeros de habitación o de personas que hayan presenciado la situación.
  • Trata de hablar con un abogado de negligencias médicas ya que están muy acostumbrados a tratar con este tipo de situaciones y podrán ayudarte para actuar de la mejor forma y conseguir tu indemnización.
  • Presenta una denuncia.

Cómo reclamar una negligencia médica.

Si ya tienes claro que has sufrido negligencia médica y cuentas son toda la información para llevar a cabo tu reclamación, debes saber que puedes optar por hacer una reclamación por tres vías diferentes:

  • La vía penal. Esta opción se emplea cuando los daños médicos recibidos han tenido como consecuencia lesiones graves e incluso la muerte de un familiar. Esta vía dará lugar a un juicio en el que se reclamará una indemnización y habrá consecuencias para los facultativos médicos. Tendrás un plazo de 3 años para poner la denuncia.
  • La vía civil. En los casos en los que no se ha producido un daño grave al paciente, es posible optar por la vía civil. Con esta reclamación lo que buscas es una indemnización por los daños ocasionados y los resultados se obtienen de forma más rápida. Generalmente la gran desventaja que tiene esta vía es que resulta más cara que otras.
  • La vía contencioso-administrativa. Esta es la única vía que puedes usar cuando la negligencia se ha producido en un hospital público. La gran desventaja es que puede tardar entre 4 y 5 años en resolverse. Por esta vía se pretende obtener una compensación económica y se atenta contra el médico. La ventaja de esta vía es que no tendrás que pagar los gastos en caso de perder el juicio.

Si vas a proceder a denunciar una negligencia médica debes encontrar un abogado que pueda llevar el caso y asesorarte en el proceso.

Sin duda, ser víctima de una negligencia requiere de prestar atención a los detalles y saber gestionar la situación en la que podrás verte sometido a estrés y mucha presión.

Por ello, contar con profesionales que puedan ayudarte a la hora de presentar una denuncia será algo fundamental para evitar mayores dificultades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.