Casas con deudas. ¿Quién paga?

Casas con deudas. ¿Quien paga?

Casas con deudas. Comprar una casa es motivo de alegría, ya sea para utilizar como vivienda o cuando el objetivo es invertir en inmuebles aprovechando las ventajas actuales. Sin embargo, la compra se puede ver enturbiada cuando, después de completar la transacción, el nuevo propietario descubre que existen deudas no pagadas y, lo peor de todo, que las reclaman a quien acaba de comprar ya que es el propietario de la casa y se entiende que la ha adquirido con todo, incluidas las deudas.

Quién paga después de comprar casas con deudas pendientes es una de las mayores preocupaciones a la hora de comprar casa, aunque, en realidad, la verdadera preocupación llega cuando el comprador no es consciente de que existe una deuda, o varias, hasta después de haber realizado la compra. ¿Es obligatorio pagar las deudas pendientes de pago o abonar los importes pendientes corresponde al anterior propietario?

¿Quién paga al comprar casas con deudas pendientes?

Se piensa y se asume que, cuando un comprador adquiere un inmueble, adquiere también todas las deudas. Es cierto que, si el importe no es muy elevado, puede que la solución más sencilla y rápida para evitar dolores de cabeza, es pagar y olvidarse de las deudas, de las reclamaciones y de las amenazas de inclusión en ficheros de morosos.

Sin embargo, la ley protege en cierta medida al nuevo comprador y pone límites a la cantidad de la deuda que este tiene que afrontar, por lo tanto en caso de que se reclamen deudas de las que no se tenía conocimiento previo a la firma de las escrituras de compra, es recomendable buscar asesoramiento jurídico sobre la parte de la deuda pendiente que, por ley, se puede reclamar al nuevo propietario y sobre las acciones legales que se podrían emprender frente al anterior propietario.

Consejos para evitar sorpresas en al comprar casas con deudas.

En cualquier caso, y para evitar, o al menos para reducir al mínimo las posibilidad de comprar casas con deudas pendientes, antes de iniciar los trámites y, sobre todo, acudir al notario para firmar las escrituras y abonar el precio de la vivienda, es recomendable solicitar toda la información y registros al anterior propietario, para comprobar que no existen deudas relativas a pagos de suministros o pagos de cuotas de comunidad.

Además, se pueden solicitar certificados de deuda como garantía de que el propietario está al corriente de pago frente a la comunidad de vecinos, ya que las deudas a comunidades de vecinos están a la cabeza en cuanto a impagos con los que se encuentran nuevos propietarios.

En el caso de que existan deudas pendientes y el antiguo propietario no quiera, o no pueda hacer frente a ellas, el nuevo propietario puede negociar un descuento en el precio que cubra el pago de las deudas, para lo cual habrá que solicitar al propietario anterior información sobre los pagos pendientes o contar con permisos para acceder a la información de las deudas, ya que la mera intención de compra no permite el acceso a información sobre deudas sobre inmuebles ya que entra en conflicto con la ley de protección de datos.

¿Vas a comprar una casa? Encuentra tu abogado aquí

octubre 10, 2017

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.