Amnistía fiscal anulada: ¿Qué ocurrirá con los amnistiados?

Amnistía fiscal anulada

La amnistía fiscal anulada por el Tribunal Constitucional pone de manifiesto que el indulto fiscal y el proceso por el que se aprobó son anticonstitucionales. Pero: ¿En qué afectará la sentencia a quienes se acogieron al indulto para regularizar el patrimonio que no tenían declarado?

El 30 de marzo de 2012 el Gobierno aprobó por decreto ley una medida con la que se pretendía favorecer la regulación de buena parte del capital no declarado por grandes fortunas y que se encontraba en el extranjero. Se presentó como una medida con la que se podrían declarar capitales o bienes ajenos a la Agencia Tributaria y que se encontrarán escondidos en el extranjero. La regularización se podría realizar hasta el 30 de noviembre de ese mismo año presentando una Declaración de la Renta en la que se incluyeran los capitales nunca declarados, que se gravarían con un 10%. Era una medida dirigida a particulares y empresas, con la que se buscaba mejorar la economía, ya que según las estimaciones se podrían conseguir hasta 25.000 millones de euros en impuestos.

Amnistía fiscal anulada por el Tribunal Constitucional

Más de cincos años después, el 8 de junio de 2017 el Tribunal Constitucional sentencia la amnistía fiscal anulada, declarándola anticonstitucional.

En la sentencia se incluye que el indulto fue un medio para «legitimar» la evasión fiscal. De hecho, se calcula que salieron a la luz más de 41.000 millones ocultos a Hacienda hasta ese momento. No hay que olvidar que el indulto fiscal pretendía atraer capitales y, por lo tanto, no era necesario indicar la procedencia de estos, de hecho, entre las personas que se acogieron a la amnistía fiscal se encuentran personas que están siendo investigadas por presuntos delitos fiscales.

Además, se hace referencia a que la medida favoreció el «quiebre» de la justicia tributaria. No sin motivo, de los 25.000 millones que se habían previsto recaudar con la aprobación de la amnistía fiscal, solo se obtuvieron 1.200 millones. Una de las razones para esta diferencia entre las estimaciones y la realidad está en el hecho de que, aunque se indicó un tipo impositivo del 10% para los capitales escondidos, el porcentaje real fue de un 3% de media.

¿Qué ocurrirá con los amnistiados?

Con la amnistía fiscal anulada, la primera cuestión fueron las repercusiones que esta sentencia traería para las más de 30.000 personas, entre personas físicas y personas jurídicas, que se acogieron a la amnistía fiscal en 2012. Sin embargo, la amnistía fiscal anulada no tendrá consecuencias en los amnistiados ni prevé ningún tipo de medida contra ellos.

Por lo tanto, los amnistiados que se acogieron en 2012 a esta medida para regularizar capital o bienes que no hubieran declarado hasta entonces no tendrán que preocuparse por esta sentencia.

Hay que apuntar que ya en 2012 se anunció que las declaraciones que incluyeran regularización de capitales serían inspeccionadas y que en 2016 se anunció que los amnistiados comenzarían a recibir una carta en la que se les advertiría de estas inspecciones, aunque de momento de las más de 31.000 declaraciones presentadas, solo unas 3.500 habrían sido revisadas hasta la fecha. Habrá que esperar para saber cómo afectará la anulación de la amnistía fiscal a las inspecciones.

Consulta tus dudas a un abogado aquí

junio 14, 2017

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.